Connect with us

Fútbol Internacional

Recuerdos: la quinta estrella de Brasil en 2002

Con un equipo plagado de estrellas dirigido por Luiz Felipe Scolari, los brasileños se tomaron revancha de la final perdida cuatro años antes ante Francia.

Published

on

El espectacular equipo de Brasil campeón del mundo en 2002 quedará para los libros de historia por su «joga bonito» y arrolladora ofensiva, comandada por Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho y compañía. También por ser el último título mundial en la vitrina de los brasileños, quienes alzaron su quinta estrella.

En Mundo Cracks te invitamos a recordar aquel lejano Corea y Japón 2002, Copa del Mundo que se recuerda por sus extravagantes horarios, espectaculares estadios y amaños arbitrarios que favorecieron a los locales.

Dudas en la clasificación

Las estadísticas reflejan que la clasificación de Brasil a la Copa del Mundo de 2002 fue en la que más apuro pasó en su historia. Con un tibio juego que no acostumbra el país de la zamba, remataron terceros tras Ecuador y la sorprendente Argentina de Marcelo Bielsa, máximos favoritos para quedarse con el mundial.

De hecho, luego de la vergonzosa Copa Confederaciones de 2001 donde remataron cuartos, la federación de fútbol brasileña desvinculó a Emerson Leao y apostó por Luiz Felipe Scolari. 

Con más dudas que certezas acudieron hasta el primer y único mundial disputado en continente asiático.

Arrollador comienzo

Brasil quedó situado en el Grupo C de la Copa del Mundo de 2002, donde debía enfrentar a Turquía, China y Costa Rica.

Ante los europeos partieron cayendo con gol de Hasan Das al filo del primero tiempo, pero las máximas figuras del encuentro remontaron el encuentro. En la segunda mitad, Ronaldo y Rivaldo de penal dieron los primeros tres puntos a la Canarinha.

Los siguientes partidos serían más accesibles para los brasileños, quienes vencieron 4-0 a China con tantos de Roberto Carlos, Rivaldo, Ronaldinho de penal y Ronaldo. Mientras que ante los costarricense la producción goleador fue mayor: 5-2 con un doblete de Ronaldo y otros tantos de Edmilson, Rivaldo y Junior. 

Brasil estaba en cuartos de final con un nivel extraordinario.

Octavos y cuartos

En octavos de final, nada pudo hacer Bélgica para detener a la aplanadora brasileña. Contundente victoria 2-0 que nuevamente tuvo como anotadores a Ronaldo y Rivaldo. 

En cuartos esperaba la siempre complicada Inglaterra, que no le haría la tarea fácil a los del Scolari. El ganador del Balón de Oro en 2001, Michael Owen, aprovechó un error de la zaga defensiva brasileña y marcó el apertura de la cuenta. Pero Rivaldo puso las tablas cuando el primer tiempo expiraba.

En la segunda mitad llegaría el mejor gol de aquella Copa del Mundo. A 30 metros de la portería, Ronaldinho cobró un tiro libre perfecto que encontró despistado al portero inglés David Seaman y estableció el 2-1 final. Años después, el astro confirmó que aquel gol fue «accidental», pues su intención siempre fue centrar.

Polémica semifinal

En semis, nuevamente Brasil enfrentaría a Turquía, a quien venció 2-1 en un complicado encuentro en fase de grupos. Los turcos, gran sorpresa del mundial, habían hecho historia, pues por primera y única vez estaban entre los cuatro mejores de una Copa del Mundo tras eliminar a equipos como el local Japón y Senegal en rondas previas.

En un duro y cerrado encuentro, Ronaldo encontró la llave del gol a comienzos de la segunda mitad, resultado que mantendrían hasta el pitazo final. Para la posteridad quedaría la grosera simulación de Rivaldo en el corner luego de un pelotazo de un jugador turco. El jugador recibió una sanción económica, pero jamás se arrepintió.

Final soñada

A la final de la Copa del Mundo llegaron los dos mejores equipos del torneo. Por primera vez en un mundial se enfrentaban dos potencias del fútbol: Brasil y Alemania. 

El partido enfrentaba a las dos máximas figuras de ambos equipos: el arquero alemán Oliver Kahn, quien solo había concedido un gol en todo el camino a la final y el brasileño Ronaldo, goleador y figura con seis tantos hasta el momento.

Cerrada y disputada, ambas selecciones gozaron de oportunidades para abrir la cuenta, pero Kahn y Marcos en las porterías se encargaron de mantener el encuentro 0-0 cuando el reloj marcaba el cuarto de hora del segundo tiempo.

Sin embargo en los 67′ todo se desnivelaría. Un disparo sencillo de Rivaldo no pudo ser detenido por Kahn quien dio rebote y fue aprovechado por Ronaldo para el apertura de la cuenta. Con un Alemania desmoralizada tras el error de su portero, el ‘fenómeno’ estableció el 2-0 tras una gran jugada colectiva del conjunto brasileño.

Tras 8 años, Brasil bajaba su quinta estrella mundial con un rendimiento de un 100% gracias a siete partidos ganados, sin empates ni derrotas.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Trending

Copyright © 2021 | MundoCracks.cl Powered by DieezyM