Connect with us

Entrevistas

Paulina Vega y las deportistas en Tokio: «Se siente bien que hayan más mujeres compitiendo»

La deportista nacional habló antes de su viaje a Tokio para disputar los Juegos Olímpicos en tenis de mesa.

Published

on

Paulina Vega, seleccionada chilena en tenis de mesa, compartió con Mundo Cracks sus aprontes para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Contó cómo fue su preparación, sus objetivos, además de hablar sobre su ídolo Roger Federer y la delegación chilena que estará en la cita olímpica.

Por primera vez en la historia, el Team Chile llevará más mujeres que hombres entre los 58 deportistas que competirán en las distintas disciplinas.

¿Cómo ha sido la experiencia de preparación a los Juegos Olímpicos?

Llevo cuatro años viviendo en Europa, tres en España. Por el tema de la pandemia, este año fui a jugar un torneo en marzo a Polonia, se cerraron las fronteras por la crisis sanitaria y no me quedó opción que venirme al Centro de Entrenamiento donde estoy actualmente. No había forma de regresar a España y creo que tuve mucha suerte porque llegué a un lugar donde no pararon los entrenamientos.

Es una casa donde hay mesas, comemos y dormimos acá. Para mí fue una oportunidad de estar todo el 2020 entrenándome y cuando cambiaron la fecha del preolímpico en Argentina no paré hasta ir a ese campeonato y se me dio bien, clasifiqué en primera instancia y la primera en Latinoamérica en hacerlo.

Llevo un año y medio en Alemania y  el plan de la Federación fue apoyarme en este proceso. Estoy muy bien ahí y ojalá seguir para prepararme a los torneos que siguen.

¿Estás acompañada por tu cuerpo técnico en el centro de entrenamiento?

Estoy en un centro de entrenamiento que se llama TopSpin Sport Tischtennis Center, donde viene gente de selecciones de todo el mundo. Ahora hay vacaciones, las personas se están preparando para los Juegos Olímpicos y porque las ligas están en descanso.

En septiembre ya llega la gente de Australia, China e Inglaterra y la Federación ya tiene el plan que vengan compañeros ese mes para prepararse al Sudamericano que se realizará en Cali en noviembre. Por eso la gente que viene entrena por uno o dos meses y se va a jugar sus torneos.

¿Qué te ha parecido la delegación de 58 representantes y en su mayoría mujeres?

Cuando aún no clasificaba, las seleccionadas de fútbol lo hicieron dos o tres días antes y dije. ‘¡Aquí vamos! y por primera vez en la historia seremos más mujeres’. Será una linda experiencia y representaremos de la mejor manera al país.

Se siente bien que ahora en los deportes, no solo profesional, hayan más mujeres compitiendo, entrenando, jugando en Europa.

Ahora que hemos clasificado varias y he conocido la realidad de compañeras de otros deportes me impresiona. Uno cree que es único cuando viaja y se esfuerza. Al igual que los compañeros hombres que también intentan sacar la cara por Chile.

¿Cuáles son los objetivos para Tokio?

Llevo 17 años esperando este momento luego de Atenas y he disfrutado demasiado el proceso. No te digo que es fácil, después de clasificar ha sido más difícil porque uno quiere más.

Me he sacado la mugre en todo para llegar a mi mejor nivel y he mejorado bastante luego de la clasificación, pero los Juegos Olímpicos son únicos y siempre hay factor emocional, de ganas y ansiedad más fuerte. Es lo que todos queremos llegar y aspirar, ser olímpico.

Mi expectativa va más allá de avanzar rondas o no, creo que no se ha avanzado tanto en el tenis de mesa en llaves de eliminatorias.

Sería algo histórico si avanzo una o dos y eso es un buen objetivo para mí. Pero lo daré todo y no quiero pensar en lo que pueda pasar. Ahora, si se da más que eso mucho mejor para mí.

¿Alguien especial que quieras enfrentar? 

Primero que todo quiero ganar un partido y probablemente si quiero ganar no jugaré con la campeona del mundo, porque ese tipo de jugadoras van sembradas en una llave diferente a la mía.

Sería genial jugar con una top 10, me da igual cómo vaya, pero me encantaría enfrentarme contra una de las mejores.

¿Cómo ha sido el tema de la pandemia y tu familia?

Creo que eso ha sido lo más duro que he tenido que vivir. Llevo dos años sin ir a Chile y verlos solamente por video llamadas, aun sabiendo que estamos todos bien, a veces es necesario abrazar a tu familia y estar con tus amigos.

Por el lado del tenis de mesa, me siento afortunada de tener la chance de seguir entrenando y creo que supe sacar provecho a esta situación.

¿Cuál es la diferencia entre la Paulina de Atenas y la de Tokio?

Primero que hay 17 años de diferencia (ríe), pero ahora veo videos con las entrevistas y decía. “oh, que jugaba mal”, pero la experiencia ha sido vital y las ganas, soy consciente que esto no es eterno.

En ese minuto uno lo ve como niño y dices. “Voy a tener más oportunidades, no pasa nada y conoceré a mis ídolos”, ahora obvio que quiero ver gente que sueñas tenerlos al frente, pero actualmente mi objetivo va conmigo y lo que pueda realizar en los Juegos Olímpicos.

No me quiero achacar si no logro lo que esperaba, lo tomaré como experiencia y porque hay Paulina Vega para rato, hasta Santiago 2023 por lo menos.

He aprendido en este camino, muchas derrotas que te hacen crecer y las tengo en mi mochila con la que voy a Tokio, ahora a disfrutar pero de otro punto de vista.

Tu ídolo es Roger Federer ¿por qué?

Estoy un poco triste, me enteré hace tres días que no va. Te juro que tenía una ilusión y decía: ‘Me da igual sacarme una foto a un metro, con mascarilla, pero quiero sacarme mi foto sí o sí’.

Pero no importa, podemos buscar otra instancia, ir a verlo a algún torneo ATP por acá. Es mi ídolo de toda la vida y esperamos que se recupere pronto, quién sabe si lo vemos en París 2024 (ríe).

Siguiendo con Roger ¿Por qué ídolo en un disciplina que no es la tuya?

Hay gente en mi disciplina que admiro, como a Timo Boll, él tiene 40 años y es campeón de Europa. Entonces, tú dices ‘guau, este tipo es un crack y ha sido siete veces campeón’. Él tiene algo distinto, a pesar que hay jóvenes que son rápidos y fuertes. Creo que es una homologación de Roger en el tenis de mesa.

Primero porque es un caballero y eso es lo que me llama la atención de Federer. Como es dentro y fuera de la cancha, también en cómo se maneja con la gente. De hecho, me pasó en Atenas cuando quería una foto con él y le dije al Feña González. ‘Si me topo a Roger ¿le podré pedir una foto? Porque si me dice que no me romperá el corazón’. Y Feña me dice. “Tú anda, que Roger es lo que mejor que hay en el circuito, si te dice que no es porque no puede, pero no es de mala voluntad’.

En el tenis de mesa pasa lo mismo, Boll es súper profesional, se preocupa de su físico y admiro mucho esas cosas. Yo tampoco soy una jugadora de 20 años, tengo 37 y nos debemos cuidar, ser más disciplinado. Roger está en la elite aunque ahora no pueda jugar y eso se admira.

¿Cómo ves la disciplina en Chile? ¿Crees que falta incentivo para niños y jóvenes?

El tenis de mesa tiene una gente afiliada a la federación, de hecho somos lo que más deportistas federados tenemos, pero pasa un fenómeno que la gente juega más ‘Ping Pong’ en la casa y no se atreven a ir a un club de tenis mesa para detectar talentos a edad más temprana.

Hay muy buenas categorías regionales y los entrenadores de la selección están en el Comité Olímpico. Los niños deben viajar a Santiago para seguir entrenando, no es fácil dar ese paso por un tema que somos un país largo y no todos los papás van a permitir eso.

Yo tuve la suerte de que mis papás sí dieron ese paso y fui a Santiago a los 13 años desde Concepción.

¿Cuál ha sido tu mayor triunfo y fracaso?              

El mayor triunfo fue haber clasificado a dos Juegos Olímpicos. He sido campeona sudamericana en varias ocasiones y fui a la Copa del Mundo en el 2017 en Canadá y que iban las mejores 20 del mundo.

Pude ir entre ellas por ser la representante de Latinoamérica, un orgullo y una experiencia muy linda. También me sirvió para escalar en el ranking mundial, donde alcancé a ser la 53 del mundo.

Pasé de ser la 150 a 50 con el tan solo hecho de ir. Ahora estoy 75, lo cual no está mal y mantenerse en el top 100. Ahora mi objetivo es ser top 50.

Del fracaso se aprende, si tú no pierdes es muy difícil ir mejorando o superándote. De hecho, para nosotros es más las veces que caemos a las que estamos arriba.

Recuerdo que cuando estábamos en la clasificación olímpica para Londres, había seis cupos para Latinoamérica y ya eran cinco las clasificadas, quedaba la última oportunidad y perdí con una venezolana 14-12 el séptimo set, que es como un tiebreak en el tenis.

Fue terrible, el público lloraba y nosotras abrazadas igual lo hicimos, fue un duro momento. Si no pasaba eso no me hubiera desarrollado de mejor forma, al año siguiente salí campeona sudamericana y me volví a reinventar con aquello, sabía que quería más.

¿Cuándo viajas a Tokio y cuál es la planificación?

Viajo este sábado 18 y la planificación está hecha para que el lunes 20 comience a entrenar y el 24 de julio tenemos el inicio del tenis de mesa, por mi ranking debería jugar en la tarde entre las 14:00 o 15:00 horas del sábado 26.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Trending

Copyright © 2021 | MundoCracks.cl Powered by DieezyM